Poder, Codicia, Sufrimiento y Control

La información contenida tiene derechos de autor, puede ser utilizada con la salvedad de mencionar al autor y la fuente.

 

CONTACTO: (52) 442-413-03-36; Querétaro, México.

correo: info@biofotonica.mx

PODER, CODICIA, SUFRIMIENTO

Autor: Armando Radilla Nogueda

Así como son tus creencias son tus pensamientos, así como son tus pensamientos es tu mundo. Tus creencias te llevan a la felicidad plena o a la insatisfacción permanente.

  Tú decides que creer o no creer.

Cuando sientes que no eres feliz del todo que algo te falta, sientes un vacío existencial por momentos, o a veces permanente y lo intentas llenar con infinidad de cosas, logros externos o internos, éxitos, placeres etc. que logran distraerte por un lapso de tiempo para después volver a sentir el mismo vacío, toda este placer se intenta convertir en felicidad sin ningún éxito, pero como podemos convertir el placer en felicidad si no son de la misma esencia, cualquiera que intente convertir el placer en felicidad esta destinado a la insatisfacción permanente a la frustración, si vivimos con la creencia que el placer es sinónimo sino por lo menos primo de la felicidad nuestros pensamientos generados por esta creencia solo nos traerán placer y no felicidad; es como si tuviéramos la creencia de que podemos convertir el frío en dureza, el calor en suavidad; o lo débil querer convertirlo en frío o calor; o lo duro convertirlo en alto y lo suave en bajo, nunca se podrá transmutar una condición a otra si no son de la misma esencia, puedes convertir el frío en calor, lo malo en bueno, lo bajo en alto, lo débil en fuerte, el pesimismo en optimismo, lo desagradable en agradable, odio en amor, etc. considerando lo anterior entonces el placer solo se puede convertir en dolor y el dolor en placer, cuando llegas  al placer te alejas del extremo del dolor y lo único que logras es evitar el dolor consiguiendo placer, cuando el placer termina o la satisfacción termina que queda una sensación de ausencia, de vacío, que en cualquier momento se transforma en dolor, cuando esto ocurre corres al placer, empiezas a buscar otra cosa que te proporcione placer y te aleje del dolor, en el ir y venir del dolor al placer solo encuentras infelicidad, una frustración permanente incluso algunos se apoyan en la insensibilidad, otros en las drogas ya que sienten que evitan el dolor y no tienen que recurrir a la búsqueda constante de placer y les evita sentirse insatisfechos.

    La constante aquí es la creencia de que placer es igual a felicidad, el mundo actual le conviene que esta creencia sea la máxima para el ser humano, la premisa de la economía no es  hacer feliz al ser humano, sino que le conviene a la economía, como se habrán dado cuenta la economía funciona si hay un flujo constante de dinero, para que haya consumo, para que haya producción, que halla trabajo, para que la gente tenga dinero para satisfacer sus necesidades, primarias y de paso las programas para que haya mas consumo, mas producción; si la economía solo se utilizara para cubrir el bienestar del ser humano y no sus ambiciones no tendría que haber competitividad, para ganar mas, no lo necesario para cubrir las necesidades de la empresa o del ser humano, sino para cubrir los deseos desmesurados de los accionistas, dueños de las empresas, que en su ambición desequilibrada desean mas y mas, mas producción para generar mas utilidad, para tener mas poder mas dinero para llenar su propio vacío existencial, porque el hecho de tener mucho dinero no te hace crecer interiormente, padecen las consecuencias de las mismas creencias que nos impone nuestro entorno aunque ellos mismos hallan creado la creencia, para convencer de que es lo correcto ellos mismos se tienen que convencer primero aunque se engañen, total la verdad no los hará mas ricos, en cambio el engaño sutil les generará muchas riquezas, no hablo de que la riqueza sea mala ni la causa de nuestra insatisfacción, sino de la desproporción en la que hemos caído, tenemos ricos que tienen todo el dinero que puede tener un solo país o mas, vemos como estos millonarios gastan su dinero en cosas tan superfluas, tan frívolas que lo único que les causa es mas infelicidad, ni en cien generaciones se acabarían todo el dinero que tienen, gastándolo en las cosas y logros mas inverosímiles si esto que estoy diciendo fuera erróneo, entonces no habría hambre en el mundo, no habría mascotas que e tienen de comer en un día lo que miles de seres humanos solo tienen para una semana, este mundo bizarro, donde nos han hecho creer que el placer es la felicidad y entre mas placer tengas mas feliz eres, lo único que ha creado es un sociedad ambiciosa, sin escrúpulos, que se enfrasca en luchas encarnizada por ser mejor, por ser lo número uno, por tener las mejores utilidades, los mejores dividendos, pagando salarios de miseria únicamente para que los trabajadores ganen los minino indispensable para que cubran sus gastos mas esenciales, y todavía no conforme con esto su ambición de tener mas y mas hasta el infinito, de manera cruel sigue manipulando al pueblo para crearle deseos y necesidades para que lo poco que ganan lo gasten,  consumiendo infinidad de cosas y sigan generado riquezas a los dueños de empresas y accionistas, para que sigan satisfaciendo sus necesidades desproporcionadas, no importándoles el grado de infelicidad o frustración que le causen a la humanidad, que inhumana es la ambición y la ignorancia; creando una generación de humanos, que no tienen las mas mínima compasión de sus con generes y lo único que le importa es llenar su insatisfacción permanente a costa de sufrimientos de millones, a costa de la muerte por inanición de miles de niños, como pueden ver hasta donde nos puede llevar un creencia.

  La solución no es privarse del placer, ni tampoco mantenerte en el sufrimiento, o como ermitaño; es hacerse consciente del error en el que estamos, hacernos conscientes de las creencias que gobiernan nuestros pensamientos, cuales creencias no llevan a la felicidad y cuales nos llevan a la insatisfacción o infelicidad permanente; en el caso de la creencia que el placer nos lleva a la felicidad, si comprendemos que el placer es placer y alimenta a los sentidos da satisfacción momentánea, alimenta al ego te hace sentir que vives la vida intensamente y estar consciente de que cuando termina estás expuesto al dolor al sufrimiento entonces le darás su lugar y no lo utilizaras como un medio para alcanzar la felicidad, en ese momento empezará a despejarse tu interior, todo la neblina que te impedía ver que es la felicidad se empezará a disipar y empezaras verdaderamente a conocerte y ver que es lo que genuinamente deseas, que es lo que verdaderamente te llena sin sentir vacío. No se trata de caer en el error de rechazar el placer o las riquezas, sino de darles el lugar que les corresponde y no usurpen lo que no les corresponde, aquel que intente rechazarlos se enfrentará a una lucha sin sentido e interminable, aquel que trate de justificar su situación actual con esto seguirá en la oscuridad, y ahora será esclavo de otra creencia que quizás lo hace sentir bien pero en el fondo continuará con un sensación de vacío y buscará algo para llenarlo, quizá como rechaza las riqueza y los placeres intente llenar ese vacío con logros espirituales, sacrificios, etc. al final continuará sintiendo ese deseo insaciable de lograr mas y mas, nunca llegando a ningún lado, como el perro que intenta morderse la cola sin cesar; lo que nos ha llevado a esto no es el placer o la riqueza, es como si dijéramos  que la comida te lleva a la gula, lo que nos ha llevado a esto es el ansia de poder, el ansia primitiva de control, la ambición de tener poder y control sobre tu entorno sobre los demás de sentirte superior, nos lleva a utilizar las riquezas y el placer como medios para alcanzar el fin mencionado.

  Mientras no identifiques que es lo que te impulsa, mueve o motiva a obtener algo, cosas, riquezas, logros, éxitos ya sea algo externo o interno, nada será suficiente, con nada llenaras ese vacío y nada satisfacerá ese deseo insaciable para obtener satisfactores externos o internos. Si renuncias a los satisfactores externos no te habrás librado del vacío existencial, ya que cuando voltees a lo interno continuaras tratando de satisfacer ese vacío existencial, si lo que te motiva no ha sido comprendido te la pasaras la vida entera buscando lo que te llena y nunca encontrarlo, lo buscaras en tu interior y no lo encontraras, lo buscaras en las religiones y solo te cegaras, los buscaras por todos lados y no lo hallaras.

 

Autor: Abraham Maslow

Para comprender más nuestra condición tenemos que comprender que es lo que nos motiva o nos impulsa apoyándonos en la jerarquía de necesidades de Maslow para comprender las etapas por las que un ser humano puede pasar durante la obtención de sus satisfactores.

1.- Necesidades Fisiológicas

  1. Hambre
  2. Sed
  3. Abrigo
  4. Conservación
  5. Sexo
  6. Procreación

 

2.- Necesidad de seguridad

  1. Libertad
  2. Justicia
  3. Trabajo
  4. Derechos
  5. Integridad personal

 

3.- Necesidad de pertenencia

  1. Aceptación
  2. Solidaridad
  3. Afecto
  4. Intimidad-sexualidad

 

4.- Necesidad de reconocimiento

  1. Amarme
  2. Sentirme amado
  3. Valoración
  4. Prestigio
  5. Status
  6. Competencia
  7. Éxito

 

5.- Necesidad de autorrealización

  1. Productividad
  2. Creatividad
  3. Trascendencia
  4. Crecimiento

 

Si un individuo alcanza a cubrir el 25% de las necesidades de un escalón ya siente la necesidad y la motivación de cubrir las necesidades del siguiente escalón.

 

Para alcanzar la felicidad no necesariamente se requiere seguir este trayecto en la jerarquía de necesidades de Maslow, solo es un paso para entendernos a nosotros mismos.

El enfocar el significado de vida en las necesidades de reconocimiento, dan satisfacción o placer temporal, llevan a una vaciedad, a sentir ansiedad neurosis una vez que se terminan o pierden; estos serían en todo caso medios para cubrir necesidades de crecimiento.

Nos apoyamos en este enfoque para facilitar la comprensión de lo que nos motiva, lo que nos impulsa, comprendiendo esto podemos distinguir cuando un motivador es genuino o es inducido, como se podrá deducir de lo anterior  se ha llegado al punto en que los motivadores genuinos, necesidades genuinas ya han sido sustituidas por motivadores inducidos o necesidades inducidas para poder satisfacer la necesidad distorsionada de poder y control de unos cuantos usando como medio de manipulación las riquezas y el placer.

Si analizamos a partir del nivel 4 de la jerarquía necesidad de reconocimiento, vemos que los componentes de status, competencia, prestigio, éxito, son derivados de nuestra naturaleza de dominio y poder que nos impulsa a usar la comparación para saber si estamos progresando o no.