TESTIMONIOS LUZ BIOFOTÓNICA

 

Testimonio 1

 

Como maestra de Educación Secundaria con grupos de adolescentes, un lunes llegamos al aula y percibimos que estaba recién pintada, la pintura era de aceite con un olor intenso que lastimaba nariz, pulmones y todo lo q involucraba sistema respiratorio, algunos alumnos tuvieron que quedarse fuera del grupo debido a que eran alérgicos a los químicos que contenía la pintura, pero la gran mayoría continuamos dentro del aula;  pasados algunos momentos cuando ya era imposible respirar, recordé que traía Lux Biofotónica conmigo e inmediatamente les pedí permiso a mis alumnos para ionizar el ambiente con el spray, segundos después rocié el salón y a los alumnos, en cuestión de segundos el lugar cambió,  se transformó, se veía con más luz y  de ser un lugar irrespirable cambió a un olor dulce.   Debido a estos resultados los  muchachos dieron comentarios muy  favorables al producto y lo bautizaron como el spray mágico.

 

Testimonio 2

Cuando los alumnos entran después del recreo (en mi escuela es de 50 minutos) regresan con mucha energía y es muy difícil retomar el control para poder iniciar con la clase, sin embargo, me di cuenta que rociando Lux Biofotónica en el aula unos minutos antes de que ellos lleguen al salón, pasa algo diferente, en cuestión de 5 minutos ellos se tranquilizan y la clase inicia en armonía. Lo  mismo sucede cuando estamos en clase y hay mucha inquietud e intranquilidad, les pido permiso a los alumnos, se ioniza el salón con Lux y la situación se transforma;  esto no quiere decir que ellos estén robotizados, sino que participan de acuerdo a como ellos son, en equipos de trabajo, como asesores ya sea sentados en el piso, en el pizarrón o parados pero en completa armonía.

Testimonio 3

En una ocasión al llegar a la escuela me percaté que una prefecta traía en brazos a la bebé de una de las secretarias de la escuela, se miraba muy enferma la pequeña, invité a la prefecta a que llevara a la bebé a mi aula, y ahí le rocié Lux Biofotónica y a los cinco minutos la bebé se quedó profundamente dormida, al siguiente día me abordaron la prefecta, la mamá y otras maestras preguntándome sobre lo que había rociado en la bebe, porque no hubo necesidad de llevarla al doctor y mucho menos darle medicamentos, porque con esa “agua” la niña se había aliviado.

Testimonio 4

Estando de visita con mi hermana, ella estaba muy preocupada por su perro pues ella ya había notado que estaba ciego. En ese momento le comenté de Lux Biofotónica y en mi bolsa traía una botella, ella accedió a que le rociaramos al Bochito (nombre del perrito) el spray y me fui.  Al siguiente día me habló mi hermana alarmada preguntándome que le había echado al perro porque se había dormido y ya llevaba más de 20 horas y el perro no despertaba, ella pensaba que ya se había muerto, sin embargo cuando el perro despertaba ella lo volvía a rociar y este se dormía de nuevo, así sucedió durante cinco días y en ese quinto día cuando el Bochito despertó caminó hacia donde estaba la familia reunida y notaron que el Bochito no tropezó y no los olfateaba, sino que les fijaba la mirada.

Testimonio 5

En una visita a Ensenada me esperaban mis hermanas para realizar un rastreo a distancia…ya que la ahijada de una de ellas había ingresado como interna a un hospital psiquiátrico en los Ángeles California el cual era exclusivo para adolescentes…a ella le habían diagnosticado ataques de esquizofrenia, de ahí desencadenó nerviosismo, miedos, insomnio, empezó a dormir con luz prendida,  dejó de socializar con los amigos, la mamá empezó a notar rasguños en sus brazos y la joven decía que los gatos lo habían hecho;  pero la realidad era que ella se los hacía para sentirse viva.  Llegó al grado que pidió que la llevaran al doctor porque ya no podía soportar más.  Se realizó el rastreo a distancia y se le envió Lux Biofotónica esto se llevó a cabo en cinco ocasiones en un periodo de dos meses. Los comentarios recibidos por la mamá de la joven fueron muy favorables, ya que al tercer día de haber aplicado Lux Biofotónica la mamá habló vía telefónica con la joven y la escuchó muy optimista ya que ella platicaba más y reía;  incluso la joven manifestó que estaba feliz porque sentía que había avanzado en su curación. Después de un mes de interna, se le dio de alta, ya se reincorporó a la vida familiar, el cambio es muy notorio ya que socializa con amigos y familia, ríe, juega y platica (antes se la pasaba encerrada en su habitación). En especial la mamá manifiesta que gran parte del avance de su hija es resultado del trabajo que se está realizando con ella a distancia enviándole Lux Biofotónica, esto lo asegura ya que la joven había estado internada anteriormente durante tres semanas en un hospital de San Diego y no había tenido ninguna recuperación.

Testimonio 6

El otro día fui a casa de mi hermano y mire que tenía perritos la perra Jaru, y una de ellas nació más pequeña que los demás y debido al intenso calor que hace en Mexicali, le dio un golpe calor y estaba moribunda, sin querer moverse ni comer, la llevaron al veterinario y le dieron ese diagnóstico, le comenté que le pusiera el spray Lux Biofotónica porque también funcionaba en los animales y no me creyó, aun así le puso el líquido en la cabeza, también le comenté que se lo pusiera en la mañana, a medio día y en la noche. A la mañana siguiente la perrita empezó a pararse y a moverse, para la noche ya estaba muy bien y jugando y todos nos sorprendimos al verla así y estuvimos felices porque se había salvado y mi hermano se quedó asombrado y me pidió más Lux Biofotónica.

Testimonio 7

Estando en una reunión Nacional en la Cd. de México, disfrutábamos de compartir experiencias de cada estado, durante la reunión del tercer día, mi compañera y amiga del estado norte, le dio una migraña terrible haciendo que se retirara de la reunión. Durante la hora de la comida fui a su habitación y la rocié del vital líquido del cual le había platicado un día antes, le puse alrededor de toda la cabeza diciéndole que esta Lux Biofotónica le ayudaría con su malestar el cual padecía varios años atrás por lo que ya era una enfermedad crónica,  comentándome que nunca se le quitaba de inmediato ya que le duraba varios días; la dejé dormir y le dije que regresaría después, pero al poco tiempo de yo estar nuevamente en la reunión ella apareció y le pregunté cómo se sentía diciéndome que mucho mejor y ya por la noche se le había quitado por completo toda dolencia. Me dijo que el líquido que le había puesto era maravilloso, que estaba asombrada por los resultados y que quería que le enviara por paquetería unos frascos de Lux Biofotónica pues lo quería seguir utilizando y darle a su familia la oportunidad de aliviar sus padecimientos por medio de este vital líquido.

  

 

 

 

 

 

 

 

Tipo: